634 días 8922km

viernes, 2 de mayo de 2014

Nos encarcelan y luego nos llaman locos

Pues si esto es lo que le pasó el pasado octubre a una chica al intentar ir a la universidad complutense de Madrid:


Como dicen los tertulianos el tarifazo de las universidades en Madrid (a mi me han soplado este año 3000 euros) lleva a esta chica a rechazar el uso de transporte público y aunque puede meter la bici en el cercanías   decide  usar la bicicleta. Hasta ahí todo normal, pero se topa con el problema que me llevo topando yo cada dos por tres , las autovías y las encerronas que nos hacen, en mi caso la encerrona de varias autovías que separan Madrid de Rivas Vaciamadrid me llevaron como ya os conté en este blog(http://labiciverdeclaro.blogspot.com.es/2011/09/excursion-la-canada-real.html ) a  cruzar la cañada real galiana (la de las drogas, todo lleno de basura, chavolas y marginalidad absoluta),a esta chica que por ser novel desconoce las indicaciones de autovía le lleva a meterse en la A6 , toda una aventura de no ser por que como se ve apenas hay arcén, tiene que cruzar varios accesos, y los coches van muy rápido.
Desde este blog dar las gracias al conductor que la ayudó, y pedir mas humanidad y comprensión a mi sociedad, y una nueva planificación de las vías de tránsito a mis políticos, teniéndonos en cuenta a los ciclistas, tanto los que sabemos las señales como para los novatos.
En cuanto tenga tiempo investigaré y escribiré sobre lugares encerrados por autovías aquí en Madrid.
Esta es nuestra cárcel:

La verdad es que me siento muy identificado con esta chica, y a lo mejor si en mis primeros años me hubiese pasado eso quizás no hubiese seguido usando la bici, en ese sentido he tenido suerte, pero amiga estés donde estés te comprendo, pero no dejes de pedalear, simplemente planifica tus rutas con google earth o con google maps  y no te pongas nerviosa pase lo que pase , a veces es mejor pararse o incluso bajarse de la bici y seguir andando, o en este caso lo mas prudente seria llamar a la policía para que te de apoyo, de todas formas entiendo tu reacción, yo la tuve en la cañada. 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. El altar se lo merece mi madre que no veas lo que sufre cada vez que salgo con la bici jeje, pero es lo que me gusta, lo siento por ella.

      Eliminar