634 días 8922km

miércoles, 25 de marzo de 2015

Manifestación ¡No al 3+2! y lo que diría el Quijote de nuestros días

Ya no descansa ni Cervantes aquí en Madrid, no dejamos en paz ni a los muertos, así que imaginense los vivos. Uno escribe un libro tan tocho como el Quijote  ,algunos entremeses y otras obras , va a la guerra, pierde un brazo y cuando quiere descansar no hay manera.




Se imaginan si hoy viniese Don Quijote de la Mancha a salvar a su escritor, se imaginan que el Quijote de hierro que hay en Alcalá de Henares se levantase y echase a andar , aun siendo entero de metal no se notaría , se pondría las manos en los oídos , y una mascarilla para no respirar contaminación, y seguramente nadie le llamaría loco, pues sería el mas cuerdo de la ciudad.



En su busqueda de Dulcinea no encontraría princesas ni labradoras, si no niñas que se ponen hasta arriba de alcohol  y dicen que se divierten,  chavales que lejos de comerse el mundo se ven aplastados por una falsa felicidad , un estado puntual de embriaguez o colocamiento.

Los campos de Montiel antaño sembrados por su amigo Sancho ahora están dejados de la mano de dios, no hay siembra ni Sancho, la fruta se la llevan las multinacionales a precios irrisorios, los agricultores se arruinan , ya no es un oficio, es una afición , ya no da dinero, ni la agricultura , ni la ganadería. Don Quijote no tendría pastores con los que batirse en duelo.
Ahora se cultiva gasolina y se riegan coches, y obtenemos calor y contaminación, no se oyen cencerros sino motores, hemos muerto de vaguería y dejadez.
Los caminos son aplastados por vehículos pesados, ya no hay posadas, si no puticlubs, y hostales de mala muerte.






Entonces solo le quedaría una opción, la de sacar al señor Alonso de Quijano y tratar de demostrar al mundo que esto es una locura, que hay que cambiar , que los caminos no los hacen los negocios si no los peregrinos, las ansias de curiosidad y de saber, no el dinero ni el poder, que el amor conlleva sudor y trabajo, y no solo sexo, que nuestras frutas hay que cultivarlas y valorarlas, y también al que las siembra, que debemos valorar y luchar por la tierra y las condiciones que nos dejaron nuestros abuelos y bisabuelos, que nuestra felicidad debe estar en tener nuestras cosas más elementales y sencillas, nuestra familia,nuestra casa,nuestro barrio, en definitiva lo nuestro, y por eso todos los estudiantes hemos protestado en Alcalá de Henares contra una ley, la del 3+2 que se llevará lo poco que queda de lo que tenían nuestros padres cuando estudiaban.





No hay comentarios:

Publicar un comentario